Teoría del alma prisionera




Teoría del alma prisionera


En primer lugar quisiera poner ante el amable lector, un esbozo de esta pequeña obra. Comenzaré por hacer una introducción a la denominación de lo que llamamos "alma" y así una vez encontrada su más natural definición y además sumándole aquello que comprendo de la misma, podré entonces proponer y escribir sobre si es verdad, que el alma realmente se encuentra o no prisionera. 

Demostraré que lo principal es saber diferenciar entre lo que sería un alma animal, de un alma espiritual, para no llegar a confundirnos con ambos terminos.
Intentare de este modo demostrar que todo está relacionado con un Alma Universal, que es Causa y Energía de todas las clases de almas.
En segundo lugar, demostraré de la mejor manera posible, que el alma es  totalmente libre por su naturaleza y semejante a Dios o Creador. Que ella tiene la capacidad para volar muy alto y hacia la libertad que le inspira  su origen inmortal, pues es el lugar de donde proviene y donde tiene su meta, pues esta misma es creada a "imagen de Dios Creador".
El camino hacia el Origen lo determina el libre albedrio, o sea que su motor de libertad le hace a veces avanzar muy rápido y otras muy lento debido a los errores propios que su ego le invita a probar.
Aunque este libre albedrio es magnánimo, la curiosidadd de esta libertad es la que le hace ir en busca de sus propios errores. Parece que busca una cosecha de frutos del dolor, con su innata curiosidad de experiencias y con la inocencia primera, le lleva a experimentar casi todas las experiencia y para así tal vez, desarrollar con dolor  y gozo el alcanzar su propio destino.

En tercer lugar, me acercaré al misterio de Dios y su imagen para el hombre, con ello hacer una maravillosa historia del peregrinar del  alma humana por las esferas planetarias hasta llegar a alcanzar la plenitud y la salvación. Parece ser que después de su "caída en el barro", añora en su conciencia la belleza y libertad original perdida.
Demostrando con esto que, de alguna manera, ya desde la primera chispa atómica, elemento mineral o corpúsculo heterótrofo de los orígenes, ya estaba soñada y formada en la "Mente del Universo" este maravilloso ser hombre, como un "Hijo de Dios", partiendo desde la base ecléctica de que "Todo es  de Dios y para El".
Tambien en la Ciencia, es algo muy normal, que el Proto-simio precursor nuestro, sea un antecesor posible en la escalera evolutiva de lo que es hoy el Ser humano, pues no olvidemos que, según la escritura bíblica, antes que al hombre, se creó al animal y antes que a este, se formaron los bosques, las aguas y las tierras.
Así pues todo lo creado tenia "su alma", pues todo era en sí la vida y esta misma "muy buena" tal como cuenta Genesis.
Defino pues que hay una vida invisible que es anterior a las formas y a esa vida escondida, es a lo que denominamos el ánima o alma en todos los seres. 
Cada reino es un vehículo particular y de alguna manera diferenciado, para que se plasme el Alma Universal y Única.

Comenzamos con esta aventura pues y lo hacemos preguntando sobre ¿ que es el alma? 
La filosofia budista u oriental, señalaba que el fin del monje era el buscar, con una vida basada en la "Paz para con todos los seres" señalando una unidad en todo lo creado a la cual debe sumergirse.
- La etimología de alma (se origina en el latín anima) nos señala el principio por el cual, los hombres y los animales pueden moverse por sí mismos, es decir, comienzan por ser autónomos y libres. La definición cultural y filosófica del término, ánima o espíritu suelen ser utilizados como sinónimos de alma, para nombrar a la "entidad no material e invisible" que poseen todos los seres vivos. Sin embargo, con el tiempo, el alma pasó a asociarse con la religiosidad y el misticismo, pero ¿tienen alma las piedras, las plantas y los animales? Si la piedra es un mineral y este es un reino creado, pues sin duda que es "vida encerrada" y constituye un reino de la Naturaleza que está evolucionando.
Hoy en pleno siglo XXI, es fácil hablar de la "energía" que contienen los minerales, su constitución molecular y propiedades energéticas. Dentro de montañas, se encuentra toda una enorme biblioteca geológica sobre la constitución de la Tierra. Dentro de la Tierra se dan procesos evolutivos que van desde la transformación del carbón al diamante, como del encuentro de minerales exquisitos como el oro, la plata, el cobre, etc., que demuestran a nuestros ojos, que no toda piedra es inerte y burda, sino que hay una escala inteligente en su mismo reino. 
Por esa misma nobleza de estos materiales, el hombre las ha dispuesto hoy como signos de perfección y superación, otorgando como signos de ello al premiar a los atletas con sendas medallas, forjadas con estos materiales y mostrando de manera natural, la escala diferencial que se da entre ellas, dándoles primer lugar al oro, segundo a la plata y tercer puesto para el cobre o bronce, respectivamente. El alma en las piedras sería pues, la esencia de las propiedades de la transformación que tienen todos los minerales, a lo que denominamos "su energía en movimiento".
Sin duda alguna es en el universo de las plantas donde se ve mejor, como la energía y colorido de este reino hace honor a la vitalidad de crecimiento vertical.
En el caso de los animales, hay que tener en cuenta que la palabra "animal" también proviene del latín "anima". Así como del verbo "animar", nos va a decir de "algo que se mueve", como todo aquello que, al paso del tiempo -que es movimiento- suele acontecer alguna transformación, visible o invisible, como por ejemplo - el paso de la juventud hacia la vejez -, y si hay cambio pues, tiene que tener sin duda "un alma" pues todo se transforma, cambiando en algunas de sus formas visibles.
El catolicismo señala que el alma es inmortal, a diferencia del cuerpo que acaba en la muerte. Aunque después de la muerte del cuerpo dicen, que habrá una "resurrección de la carne", haciendo de este "dogma" pues, un canto de eternidad también para el propio cuerpo, constituido este mismo por elementos minerales, que de esta manera nos habla de "eternidad".
Todo elemento vuelve a su elemento "el polvo vuelve al polvo".
El hombre supera la muerte y llega a Dios, gracias a su alma invisible, que no tiene existencia pre-corporal ni origen material. Lo invisible y sutil en la Naturaleza y en el hombre, como parte integrante de ella, es el alma. 
En conclusión y sentido común, "todo tiene un alma", pues todo está en movimiento y tal como dijimos arriba, todo lo animado por el verbo "animar", es lo que se va transformando en algo mejor, ya sea una piedra, una planta, un animal y el mismo hombre. 
De este modo, Ciencia y Religión están en lo cierto:
"Vamos de camino hacia las Estrellas, pues de ellas venimos"

Y terminando aquí, esta introducción, ahora para pasar ya a la materia, añado lo siguiente: Si es verdad que al final de los tiempos "Todo va a ser Eternidad y Gloria", ¿porque aún hoy mismo no vivimos ya con la alegría de sentirnos inmortales y felices para siempre?, si sabiendo que la muerte no existe, en ninguno de los reinos en que la naturaleza se nos muestra, pues observamos de continuo que "todo se transforma con el tiempo" en algo superior.
Y a esto contesto con las páginas siguientes, mostrando si cabe, el porqué "el alma está prisionera" y su posible liberación.
Valencia 15 Agosto 2016
Día de la Asunción de Nuestra Señora


***
1. El barro de nuestros pies.
- La gravedad terrestre es una "fuerza" que sujeta y atrae a todos los variados elementos que pueblan el planeta, imprimiéndoles un peso determinado y variable a cada uno de los muchos cuerpos materiales que están en su cercanía y su relación. El centro de esta atracción, se encuentra en su Núcleo, que  a una mayor cercanía del mismo, más fuerte es la atracción que sufren los cuerpos,  como así que en cuanto más lejos del centro es más fácil desapegarse de dicha  atracción. Como por ejemplo, cuando las naves voladoras despegan y se elevan muy por encima de la atmósfera terrestre que ya no necesitan tanta fuerza de elevación y apagan los motores del despege.
Este comienzo sobre la gravedad que sufrimos los seres humanos, está siendo comprobada cada día que pasamos, cuando caminamos, cuando saltamos o nos sumergimos. ¿Verdad es que en el agua mostramos menor peso?, en relación con la puesta en pie sobre tierra, de esta manera, el mismo agua, actúa como una pantalla restándole peso a nuestro cuerpo, al menos subjetivamente en relación con la propia masa de la tierra que tenemos por debajo.
Pero, observo que aún personas del mismo peso y en las mismas circunstancias se mueven de diferentes maneras. Unas personas optimistas, parecen que caminan mucho más ligeras que otras, abrumadas y pesimistas, les cuestan más caminar. ¿Cómo es que, por ejemplo dos personas del mismo peso y similares características, no pueden sentirse de igual ánimo y solvencia?. Aquí nos sale al paso lo que denominamos generalmente, como el "ánimo", como el motivo interior de nuestros actos. Ambas personas no tienen el mismo ánimo, no tienen la misma energía para caminar. Los diferencia "algo invisible" que mueve todo el cuerpo. De esta manera, explico que, el tener los pies de barro es sinónimo de pararse, estarse quieto y sentir como la gravedad nos atrae hacia abajo, hacia los pies. La propia tierra llama a sus semejantes y el barro de nuestros pies, escucha la llamada del barro de la propia Tierra, haciéndole caso muchas veces, sobre todo cuando estamos cansados, tristes y “des-animados”. Quien no se ha sentido así alguna vez, cuando nos pesan los pies, por los problemas cotidianos.

2 El agua de nuestra vitalidad

Acabo de despertar y medio dormido me acerco al lavabo donde una fresca agua me despeja el rostro. Tengo ahora otro ánimo, pues termino por comenzar a reconocer ese rostro que me observa desde el espejo.
Este relato anterior, lo he puesto aquí para seguir con otro elemento vital en la vida que es el "agua". Si observamos a todo nuestro alrededor y a nosotros mismos, vemos la gran importancia que tiene este elemento para la propia vida. Si  por un lado las formas tienen como base un elemento sólido y formal como es los minerales que estamos constituidos, tambien ahora nos damos cuenta que circulan por nuestro organismo elementos acuosos y fluidos, tal como la sangre y sus fluidos. Tambien la Tierra nuestro planeta vital, contiene en su mayor superficie con oceanos, mares y rios, regando y facilitando a los seres el sustento vital.
Pues bien, este sustento vital del agua es tambien " alma". ¿Verdad que dijimos al principio que todo lo que permite el movimiento era un ánima?, pues el agua hace posible la vida y la vida es eso, movimiento continuo y constante.
Como ejemplo, tenemos uno muy claro para poder vislumbrar y comprender este aserto de que el agua es vida. Este ejemplo lo tenemos en nuestro corazón. 
Nuestro órgano principal que nos permite tener alma y vida está claro que es el corazón, asiento de todos nuestros anhelos, punto de partida para realizar nuestros sueños, casa amorosa para darnos a los demás y castillo fuerte de grandes proezas de damas y caballeros.
De este corazón, surge latido a latido los rios de oxigenos y nutrientes para la vida de nuestro cuerpo. La sangre es la misma vida.

3. El aire en nuestros pulmones.

En el aire se encuentran los elementos gaseosos y vitales que unen, cómo lazos invisibles los órganos apropiados para el crecimiento de los cuerpos. El mismo fuego sin oxígeno se apaga, como también nosotros respiramos en el nuestro oxigeno vital. Es también del aire de dónde recogemos los corpúsculos vitales que conforman nuestro ánimo. Nuestras emociones también son revolucionadas constantemente por los altibajos de este mundo atmósferico. Del aire son los elementales o espíritus que conviven con nosotros cada dia, motivandonos sin darnos cuenta de ello. Un ejemplo de esto son las ideas y conceptos que tenemos como cultura. El viento hace mover las aspas del molino y también los vientos emocionales nos hacen movernos a nosotros para el diario quehacer. El elemento aire es llevado por las presiones atmosféricas de un lado para otro ayudando a mover nubes y aires frescos alegran los climas calurosos. Como príncipes elfos viajan de aquí para allá en la naturaleza animada. Los barcos surcan los mares y oceanos llevando navegantes  a nuevas costas y con estos la nueva cultura.
Y con la cultura llegan las ideas, hijas de los pensamientos. Estos pensamientos nuevos hacen que prendan fuego en los nuevos surcos abiertos de los hombres de hoy y aller que intentan cada día mediante las ideas, conformar un mundo cada vez mejor.
Un ejemplo de ello hoy sería el uso de la radio y la television. Este moderno invento demuestra sin lugar a dudas, las maravillosas autopistas que por el aire circulan las ideas de civilización y progreso de la humanidad. Ójala seamos capaces de emitir solo ideas positivas y de amor.

4. El fuego que transforma.

Una idea oriental es, que todo pensamiento es como un fuego creador, que crea nuevas formas en la conducta humana en base a poner en practica ideales nuevos, por otras formas de vida pasada, por donde se prendenos estas ideas a una nueva cultura tal vez mejor, desplazando las viejas usadas y caducas.
De esta premisa parte mi idea de, que el elemento fuego tenga una gran parte de actitud creadora inteligente derivado del pensamiento creador.
El Universo es mental porque limpia y modela los sentimientos astrales del aire.
También por 

(seguirá)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi último dia

El encuentro

El dinero de cada dia