El origen del planeta de los humanos


El origen del planeta de los humanos

Sucede que la historia humana y su veracidad se basa en la tradición y los relatos de nuestros antepasados. La primera escritura sobre el hombre y su aparición sobre esta Tierra no es la famosa pintura rupestre, ni los restos megalíticos y humanos hallados sobre la superficie de nuestro hábitat, pues comento que la primera muestra del origen del hombre sobre el planeta Tierra se encuentra en las estrellas y de las cuales nuestra Tierra sería también una de ellas.

Me explico.

No sabemos el tamaño de la inmensidad del Cosmos pero una cosa es cierta, no es nada que se pueda medir pues ¿cómo se puede abarcar lo que es Inabarcable e Inconmensurable? Si es cierto que el Universo aconteció de un punto estelar que se expandió allende los tiempos, esto equivale a aceptar que el origen de todo lo creado desciende de ese mismo "punto central de energía". ¿Pero que es ese punto de Energía? ¿Era una estrella?

Hoy la Tierra esta ya consolidada mas o menos a su mitad de evolución y las formas de vida ya están definidas desde el Cuaternario, esto no quita que aun aparezcan organismos casi desconocidos para la ciencia, pero es bastante raro que aparezcan sorpresas. Los océanos profundos quizás abran algunas muestras nuevas, bien sean minerales, vegetales o animales.

¿De dónde viene la vida terrestre, del núcleo o del exterior? Aunque existen meteoritos que proceden del exterior y aunque estos podrían, según alguna hipótesis de traer a nuestra Tierra vida extraterrestre y que se haya ido adaptando al nuevo lugar, tales como podría haber sucedido en el pasado con, posiblemente nuestras bienhechoras abejas que viajaron en ellos hasta dar con nuestro suelo, mas aun esto si fuera así, la mayor parte de la vida propiamente terrestre se debe a los cambios que se originaron a partir del enfriamiento de la corteza terrestre dando origen a las nuevas formas montañosas, vegetales y animales que poblaron su superficie.

Suponiendo que admitamos que todo proviene de la propia naturaleza de nuestra Tierra, debemos aceptar que de este modo entendemos que nuestro globo contiene todos o buena parte de los elementos de la galaxia ¿Verdad? Y que nuestros elementos minerales tendrían su correspondencia con el origen de ese principio o punto central no cabe ninguna duda, como por ejemplo del hidrógeno que se halla por todas partes.

Hasta aquí las edades geológicas se sucedieron paulatinamente y la flora y fauna salvaje se fueron adaptando a los nuevos climas que sobrevinieron en nuestro planeta dando lugar al reino animal.

Pero mucho mas antiguo que todas las formas de vida terrestre, acuática o volátiles, es la energía interior del núcleo terrestre, pues este tiene otro tiempo más arcaico y se halla en consonancia con todos los núcleos de los otros planetas de nuestra galaxia a la manera de hermanos. Su forma ígnea y escondida de vida estaba y está hoy día, encerrada pero en constante evolución y llegará el día que adquiera otro aspecto y cambie de estado apareciendo cambios muy importantes en la superficie. Dicen los científicos que se parece a un horno encendido a punto de salir hacia afuera, pero es mucho más que eso. Podría ser una Estrella a la que deberíamos conocer cómo a un  Ser al que hay que cuidar y colaborar con su causa. Las culturas antiguas le daban su culto como la Diosa Madre que da origen de todas las bellezas terrestres.

La pregunta principal es saber que es una galaxia y para que sirve en el cosmos. Una vez comprendido esto también sabríamos deducir desde donde viene la Tierra y para que se ha llenado de seres de base carbono.

Hay autores que explican lo que es la galaxia y comentan que no es tan solo un cúmulo de estrellas y planetas, es un organismo vivo que nace, crece y algún día se disolverá o cambiará de forma, afectando a todos sus habitantes.

Una vez comenzado esto, cabe ahora explicar mejor el encabezado de este relato que dice "el origen del planeta".


En esta imagen de arriba, que pequeño es nuestro sistema solar en comparación al Cosmos ¿verdad? En esta galaxia se nos va a pasar todo el tiempo de la vida humana, pues el hombre mortal tiene su principio así como su final en base a lo que es, barro y nada más tal como su madre tierra.

Si bien desde nuestras ciudades humanas nos vemos todos como algo muy grande y superior a los animales, no somos más que unas pequeñas partículas orgánicas que van poco a poco adquiriendo paulatinamente algo de inteligencia, quizás superior a algunos animales como una probabilidad,  pero que aún así la inteligencia humana no llega del todo a explicar la maravillosa obra del Invisible Creador, al menos de una forma unitaria, pues de momento la humanidad se encuentra discutiendo si existe Dios o en el caso contrario que vamos a la deriva y no se sabe hacia dónde. La inteligencia del hombre es muy parcial y casi siempre se contradice ante los cambios naturales, creyendo que son a modo de castigos o premios que la misma providencia nos regala sin ley alguna.  Nos vemos como algo especial y superior a todo lo creado y es debido a nuestro fuerte ego, que hace de nosotros el creernos que somos como dioses, sobre todo cuando alguien intuyó que le hablaba Dios. Y si bien en toda la historia humana el hombre clama al cielo, por otra parte acude a la violencia contra su congénere porque tiene hambre aquí en la Tierra. Por un lado siente miedo a la muerte y por otro clama a la esperanza de inmortalidad, porque es verdad que el Génesis trata de comentar esta necesidad en  haciéndonos semejantes al Creador, lo cual pongo mucho en duda porque menudos comportamientos egoístas solemos tener.
Si mirásemos bien nuestro lugar en el espacio nos haríamos mucho mas humildes y humanos. Y la verdad es que aunque veamos películas y fotografías de la inmensidad del Cosmos y que nos vemos como a los elegidos de Dios, seguimos teniendo corta e insignificante inteligencia sobre el Universo. Aun los más preclaros hombres de buena voluntad escriben con lápiz humano, pues ¿quien ha salido tan afuera del sistema para ver si esta imagen es tal como la fotografiamos? ¿Quien ha visto a Dios?

La ciencia humana que es sabia y buena, solo nos ofrece amablemente lo que puede y aún hoy no termina de explicarnos bien la teoría del Bing Bang o porque las galaxias son tan diferentes las unas de otras. Mañana quizás ante un nuevo descubrimiento la ciencia humana nos daría otras teorías adaptadas a estos tiempos cambiantes y en la perspectiva nueva de los descubrimientos que aparezcan. Una cosa es segura y es que, se descubra lo que sea de nuevo, nuestra galaxia madre seguirá todavía ahí. Nuestro tiempo pasara y ella seguirá todavía creando y viajando por el Cosmos hacia su destino.

Desde esta perspectiva particular y de cambio constante, no tiene importancia si existimos o no, pues el cometido de esta galaxia no es para lucro de los humanos sino para otra finalidad cósmica que no terminamos por descubrir.  Más bien la existencia de un planeta u otro, estaría inteligentemente planeada en su evolución de una manera temporal y esa gran masa de estrellas constituiría una molécula más entre otras galaxias vecinas. ¿Qué forma final tendría toda la suma de océanos de galaxias? Solo Dios lo sabe, pues nosotros desde aquí no podemos abarcar tan lejos, pues aun no podemos siquiera salir más allá de nuestra zona de planetas y de nuestra limitada inteligencia. Ese día está muy lejos y pienso que no lo veremos nosotros los humanos, tal vez alguna forma futura de vida y  de seguro que desde otro globo galáctico pues cuando la Tierra se transforme y lo hará la superficie no será la misma y por ende lo que la habita ahora desaparecerá sin duda

El ser humano lo quiera o no, sólo podrá alcanzar a conocer su propia conciencia y es, que está unido al destino terrestre y no puede hacer casi nada a no ser que cambie y ayude a que el cambio final le suceda lo más preparado posible y alargue ese final de los tiempos a mejores resultados, como por ejemplo, el salir airosos en formas de almas sutiles que navegan hacia nuevos mundos en el más allá. Si con el tiempo descubre que esta abusando de lo que su Madre Tierra le regala cada día, comenzará a cambiar su egoísmo y será más humano y menos depredador para su casa de vida. Seria más Terrícola y eso sin duda le hará mucho mas feliz.

Como ejemplo las hormigas saben que su cometido es como hormigas y hacen vida entregada para el hormiguero. También las abejas cumplen con su trabajo y obedecen laboriosas hasta caer extenuadas por la bienhechora labor de polinización. Las hormigas no se engañan unas a otras cambiando de forma de vida y tampoco las abejas dejan su trabajo por buscar experiencias nuevas. Ambos insectos cumplen su natural labor cada dia por el bien de sus comunidades.

Nosotros nos parecemos siempre enemigos los unos de los otros y en vez de colaborar por la común hermandad hacemos todo lo contrario, nos armamos hasta los dientes por el miedo a pasar hambre y hacernos los valientes, cubriéndonos con máscaras de poder, asustados con enigma del miedo a la muerte.

Pienso que muchos animales tienen más amor al enemigo que nosotros, al observarlos cada día en sus peleas por la supervivencia. Cada uno de los animales entran en el plan de la Naturaleza y forman parte equilibrada unos con los otros. Nosotros debido a esa extra galáctica necesidad de que somos diferentes y mejores al resto de los mortales andamos buscando casa extraña en los deseos del egoísmo.

Alguien dijo una vez, que por afán de poder se vuelve uno loco pues ya no termina de verse tal como nació, desnudo y precioso para los ojos de su madre. Nosotros aún estamos peleando por un trozo de ladrillo y unas monedas en que gastar. O cambiamos pronto o Madre Tierra se va a enfadar y ojo, que tiene mucho que regañarnos, pues menudo mundo estamos dejando con nuestros egoísmos.

Cuidemos el Planeta ahora y mañana el Ser que es Madre y que permanece en nuestra Tierra nos mostrará toda su Belleza.

Dicen que Dios es Amor. Ama a tu Tierra y sobre todo a tus hermanos, pues son lo más cercanos que tenemos genéticamente y por eso mismo a modo natural, cuidémonos los unos a los otros.

¿Cómo lograr esto?

Es fácil, fijémonos a los que por su vocación o profesión actuaron y siguen viviendo acordes y en paz desde ya por un mundo mejor, más humano y más ecológico.

No hay otro secreto más que el amor al prójimo. La receta es simple, tan solo imitar a los buenos colaboradores de la sociedad, a los que cuidan y a los que sirven y buscan la paz mediante lo mejor de sí mismos.

Hoy nos urge, porque......Mañana será tarde

 zharten

Jesuseguravera 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi último dia

El encuentro

El dinero de cada dia